Noticias y Actualidad

Home Noticias Cruz Blanca El diagnóstico precoz logra curar el 95% de cánceres asintomáticos

El diagnóstico precoz logra curar el 95% de cánceres asintomáticos

Miércoles, 3 Febrero, 2021 Comentarios

Este jueves, como cada 4 de febrero, se celebra el Día Mundial Contra el Cáncer, enfermedad que se prevé que afecte a 1 de cada 2 hombres y a 1 de cada 3 mujeres a lo largo de la vida, según la Asociación Española contra el Cáncer (AECC).


El cáncer es uno de los mayores retos sanitarios a nivel mundial desde hace décadas. Según el informe anual de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), en un solo año se han diagnosticado en España más de 277.000 nuevos casos de cáncer y se calcula que esta enfermedad afecta actualmente en nuestro país a 1,5 millones de personas.


La tasa de supervivencia es cada vez mayor


El envejecimiento de la población sumado a la exposición a otros factores de riesgo como el tabaco, las infecciones, el alcohol, el sedentarismo y las dietas inadecuadas, provocan que el número de nuevos diagnosticados se mantenga al alza. A pesar de ello, la buena noticia es que la enfermedad es cada vez menos mortal.


Una investigación realizada por el Instituto Sueco de Economía de la Salud así lo demuestra. En un periodo de 23 años (1995-2018), la incidencia del cáncer ha incrementado cerca de un 50% en la Unión Europea. Sin embargo, la mortalidad sólo ha aumentado un 20% de entre los afectados durante este periodo.


La supervivencia media para los enfermos de cáncer se sitúa en 5 años después del diagnóstico del mismo. Actualmente, esta tasa ha aumentado un 3% y se sitúa en un 55,3% en hombres y un 61,7% en mujeres, según la Red Española de Registros de Cáncer.


El diagnóstico precoz puede salvar vidas


Los estudios atribuyen el crecimiento de la tasa de supervivencia a tres elementos fundamentales: los avances en los equipos de diagnóstico y los programas de detección precoz, así como el desarrollo de nuevos tratamientos.


'image'


El 95% de los cánceres son asintomáticos, es decir, no provocan síntomas en sus fases incipientes. El cáncer no avisa, pero existen vías para anticiparse a él y reducir el riesgo de desarrollarlo.


Recomendaciones de pruebas para prevenir y salir de dudas frente a un posible cáncer:


Pruebas para detectar el cáncer de colon


El cáncer más diagnosticado en nuestro país es el de colon, con una incidencia de más de 44.000 casos al año. Este tipo de tumor, también denominado cáncer colorrectal, suele manifestarse en su fase inicial en forma de pólipos o tumores benignos que, de no controlarse, pueden convertirse en pólipos malignos.


  • Prueba de heces. El sangrado es uno de los primeros signos de cáncer de colon. Este síntoma es prácticamente imperceptible en las primeras etapas del cáncer y queda oculto en las heces, que deben analizarse mediante la prueba de heces o test de sangre oculto en heces (TSOH).

  • Colonoscopia virtual o TAC-Colonografía. Se trata de un examen mínimamente invasivo que permite obtener una imagen completa del colon o intestino grueso para detectar lesiones que pueden derivar en cáncer, como por ejemplo pólipos, úlceras, inflamaciones e irritaciones.

'image'


Los especialistas en digestología recomiendan a la población general iniciar este tipo de controles a partir de los 50 años, mientras que las personas con antecedentes familiares de cáncer colorrectal deben revisarse al menos 10 años antes, es decir, a partir de los 40 años.


Pruebas para detectar el cáncer de próstata


En el último año se han registrado más de 35.000 nuevos casos de tumores de próstata. Aunque solo afecta a hombres, es el segundo tipo de cáncer más diagnosticado en nuestro país y uno de los que presenta las mayores tasas de supervivencia, superior al 90%, si se detecta en etapas incipientes.


  • Revisión urológica. Se considera el mejor método preventivo para detectar patologías urogenitales que en estadios iniciales pasan desapercibidas. Incluye una batería de pruebas que permiten obtener una imagen global del estado de la próstata, la vejiga y los uréteres. La revisión incluye la analítica de sangre con PSMA, la ecografía prostática, la flujometría, la urodinamia y la cistoscopia, entre otras pruebas.

Los urólogos recomiendan realizar un chequeo urológico anual a partir de los 50 años, aunque cabe revisarse antes de los 50 en el caso de contar con antecedentes o presentar síntomas de dolor agudo, escozor al orinar o infecciones urogenitales, entre otros signos de alerta.


'image'


  • Biopsia de próstata. Si en la revisión urológica se detecta alguna anomalía, se procede a realizar una biopsia de próstata mediante el Robot Artemis. La biopsia robotizada es la técnica más innovadora, ya que consigue localizar nódulos sospechosos en una sola intervención y extraer el posible tejido canceroso para analizarlo.

Pruebas para detectar el cáncer de pulmón


El cáncer de pulmón es el tipo de tumor más mortífero y el cuarto más diagnosticado en España, con casi 30.000 nuevos casos anuales. El tabaquismo, en concreto, es el factor de riesgo por el que se estima que fallezcan 1 de cada 5 personas en Europa, por lo que a personas fumadoras o exfumadoras se les recomienda realizar un cribado pulmonar y radiografías regulares a partir de los 50 años.


  • RMN Tórax. Se considera una de las técnicas fundamentales para el diagnóstico precoz del cáncer de pulmón, ya que permite obtener una imagen nítida de las partes blandas del cuerpo, como por ejemplo de los pulmones, entre otros órganos que componen el tórax.

'image'


  • TAC Torácico. En según qué casos, las radiografías simples no son suficientes para detectar anomalías en los pulmones, por lo que se procede a la tomografía computarizada o TAC. Esta prueba permite localizar nódulos mediante radiación X.

  • PET-TAC. En línea con el TAC, el PET-TAC incluye dos exámenes en uno, es decir, primero se hace el TAC y después el PET. Se combinan las imágenes obtenidas en ambas pruebas y se obtiene una visión 3D de los pulmones. Resulta útil para detectar tanto nódulos benignos como malignos, así como para comprobar si hay o no metástasis.

Pruebas para detectar el cáncer de mama


El cáncer de mama es el tercer tipo de lesión oncológica más detectada en España, con una incidencia de más de 33.000 casos anuales. Es uno de los tumores más frecuentes y uno de los que presenta las tasas de supervivencia más elevadas, prácticamente del 95% si se detecta en etapas muy incipientes.


  • Mamografía. Es la prueba más eficaz y específica para localizar tumores en los senos, cuya realización se recomienda a partir de los 40 años a mujeres que no presentan indicios o síntomas de patología mamaria. Actualmente se considera la mejor exploración en el ámbito del diagnóstico precoz de esta enfermedad.

'image'


  • Chequeo de detección precoz del cáncer de mama. Integra las 3 técnicas de diagnóstico esenciales para la detección precoz de anomalías cancerosas, entre las que se incluyen la mamografía, la ecografía y la resonancia mamaria. Esta revisión suele ir dirigida a mujeres con antecedentes familiares de cáncer de mama, riesgo de neoplasia, genes BRCA alterados o mamas muy densas.

Pruebas para detectar el cáncer de ovarios o cuello del útero


  • Chequeo ginecológico con citología vaginal. La revisión anual con un ginecólogo resulta esencial en mujeres de todas las edades. A través de este tipo de exploraciones se detectan la mayoría de células anómalas o potencialmente anómalas. La citología vaginal y la prueba de detección del virus del papiloma humano (HPV) son exámenes que intervienen en la detección precoz del cáncer de cuello uterino.

El chequeo oncológico más completo


Además de las pruebas específicas para cada tipo de cáncer, encontramos el Chequeo Onco Full Body, también conocido como Chequeo Oncológico, que integra prácticamente todas las pruebas especificadas anteriormente. Se trata de una revisión global destinada generalmente a la detección del cáncer asintomático o de pólipos benignos que pueden derivar en malignos.


La franja de edad recomendada depende de las circunstancias de cada paciente, aunque se establece la franja de los 45 años para someterse a este tipo de chequeos. En el caso de personas con antecedentes familiares, entre otros factores de riesgo, les resulta prácticamente obligatorio revisarse una vez al año e incluso antes de los 45 años.


'image'


Las pruebas de diagnóstico resultan un elemento clave para detectar y tratar a tiempo el cáncer. Mantener visitas recurrentes, mínimo una vez al año, con el médico de cabecera permite a los pacientes saber qué tipo de pruebas de detección precoz necesitan según su historial clínico y estado de salud.


¿A qué esperas para chequearte?


Referencias


  • Asociación Española contra el Cáncer (AECC) https://www.aecc.es/sites/default/files/content-file/Informe-Los-costes-cancer.pdf

  • Las Cifras del Cáncer en España 2020. Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) https://seom.org/seomcms/images/stories/recursos/Cifras_del_cancer_2020.pdf

  • Instituto Sueco de Economía de la Salud https://ihe.se/en/2020/01/16/new-ihe-comparator-report-on-cancer-in-europe/

  • Red Española de Registros de Cáncer https://redecan.org/redecan.org/es/Informe_Supervivencia_REDECAN_2020.pdf



Comenta esta noticia