Noticias y Actualidad

Home Noticias Cruz Blanca Núria Picas: “Este deporte debes imaginarlo como un tablero de ajedrez, donde todas las piezas juegan un papel clave y están perfectamente alineadas”

Núria Picas: “Este deporte debes imaginarlo como un tablero de ajedrez, donde todas las piezas juegan un papel clave y están perfectamente alineadas”

Miércoles, 9 Diciembre, 2020 Comentarios

Núria Picas (Manresa, 1976) ha atravesado la meta de las carreras de larga distancia con más reputación del mundo.


Las montañas son el hábitat natural que la vieron crecer, y dónde ha podido desarrollar su potencial físico y mental para convertirse en escaladora y corredora de montaña profesional.


La dos veces campeona del mundo de ultratail tiene dos hijos gemelos y vive, como ella dice, ¡feliz de la vida!


'image'


¿Núria, cómo nace tu pasión por el deporte y la montaña?


Mi pasión por la montaña y el deporte nace desde que tengo uso de razón, es decir, la llevo de serie. Siempre me he visto atraída por la montaña en todas sus formas, meneándome de forma ágil y rápida. Mis padres provienen de la montaña y la escalada, y me abrieron el camino en este irresistible mundo.


¿Has tenido algún referente montañoso que te haya marcado?


Sí, he tenido muchos. Me gusta reflejarme en los grandes mitos de la montaña y cabe decir que soy una gran amante de la literatura de montaña, y esto hace que tome nota de todo y de todo el mundo.

Walter Bonatti, Reynold Messner, Lyn Hill y Catherine Destivelle, son algunas de las estrellas que admiro. La catalana Araceli Segarra, en especial, con su Everest en el Imax nos hicieron despertar muchas pasiones. Actualmente, Kilian Jornet, Alex Honold y el añorado Ueli Sleck, nos hacen y nos han hecho vibrar.


'image'


¿Qué sensaciones experimentas mientras corres?


Experimento infinidad de sensaciones puesto que las carreras que disputo suelen ser largas y pueden llegar a durar más de 24 horas. Las carreras de larga distancia son como la vida misma, donde hay momentos de todo, buenos y malos. Todos ellos hay que gestionarlos con fuerza y determinación, sobre todo aquellos momentos que no son tan buenos y que no te los esperas. La mayoría de veces esta gestión hace que se decante la balanza entre el éxito o el fracaso.


¿Y a nivel físico?


A nivel físico hay que estar muy atento a las diferentes fases de la carrera. Al principio hay que saber regular muy bien el ritmo y no dejarte llevar por la euforia, es decir, hay que saber ir lento cuando toca ir lento con el fin de regular el esfuerzo.

A medida que van pasando las horas es evidente que el cansancio aparece, entonces es aquí donde la mente juega un papel clave y determinante. A todos nos hacen daño las piernas a partir del kilómetro 70. Al fin y al cabo solo hay que saber gestionar este sufrimiento, que puede durar unos minutos, unas horas o quizás un día. Pero cuando atraviesas la línea de meta este padecimiento se convierte en una catarsis de emociones que quedarán por siempre jamás en nuestro álbum de la vida. ¡Y esto no tiene precio!


'image'


¿Alguna carrera que recuerdes con especial afecto?


Recuerdo como si fuera ayer mi primer maratón de montaña, fue el Maratón del Aneto en 1999, también recuerdo que atravesé la línea de llegada llorando de emoción. Otro que recuerdo con mucho cariño fue mi primera ultratrail, la Cavalls del Vent 2012, donde mi carrera deportiva dio un giro de 180 grados.


¿Tienes algún ritual antes de empezar una carrera?


El día antes de una carrera importante me gusta quedar con mis amigos más próximos y tomar algo, sobre todo para reír y desconectar. Además, soy de las que duermo muchas horas y bien. Aparte de esto no tengo ningún ritual en concreto.


¿Cómo consigues cuidarte en cuerpo y alma?


Soy una persona que siempre ha hecho deporte, intento dormir muchas horas, cuidarme con la comida y tener una actitud alegre y optimista ante la vida, ya que esto también ayuda a mantener el alma joven. Una cosa lleva a la otra y al final todo ello se vuelve un estilo de vida.


'image'


¿La experiencia es un elemento importante en el mundo del ultratrail?


Es cierto que es importante, pero para mí todavía es más importante la motivación y las ganas. De todos modos, la experiencia también te puede jugar a la contra. El hecho de llevar muchas ultratrails en las piernas y ser una persona conocida en este mundo hace que, en muchas ocasiones, aparezca otro factor que se denomina presión, y que es más difícil de gestionar.

Cada ultratrail es un mundo y las circunstancias pueden ser muy diferentes, igual que las rivales. Por lo tanto, hay que afrontarlas con el mismo respeto y determinación como si fuera la primera vez.


¿Algún sueño que tengas en mente por cumplir?


Soy una persona muy inquieta y llena de sueños. Me gustaría volver a la Cordillera del Himalaya bien pronto y todavía me queda un largo recorrido en el mundo de la escalada en roca, que es de donde provengo. Pienso que la vida son etapas y que nos tenemos que reinventar continuamente. Yo tengo la suerte que el deporte y la montaña me llenan de vida y esto me hace feliz.


'image'


¿Cómo es Núria Picas durante las horas que no entrena o compite?


Pues aunque no lo parezca soy una persona casera, aunque reconozco que me gusta pasar tiempo fuera de ella! Durante el confinamiento lo llevé bastante bien. También me gusta estar rodeada de gente, amigos y conocidos, pero sobre todo disfruto del tiempo que paso con mis hijos, junto formamos un buen equipo.


¿Qué consejo darías a todas aquellas personas que también luchan diariamente para hacerse un lugar en el mundo del trail running u otras disciplinas?


Les recomiendo que se pongan en manos de buenos profesionales si quieren dar lo mejor de sí mismos. Siempre digo que este deporte, para rendir al máximo nivel, te lo tienes que imaginar como un tablero de ajedrez, donde todas las piezas juegan un papel clave, además de tener que estar perfectamente alineadas: el entrenador, los fisioterapeutas, la nutricionista, el coach deportivo (si procede), el estilo de vida y respetar las horas de descanso.Hace falta mimar todos estos detalles.

Aun así es muy difícil vivir de este deporte, por lo tanto, es importante estudiar, luchar para conseguir un trabajo y asegurarse un buen futuro.


¡Muchas gracias Núria!



Comenta esta noticia