Noticias y Actualidad

Home Noticias Cruz Blanca Pepi González: “Fijarme en el más mínimo detalle y llegar hasta el último rincón es imprescindible para hacer bien mi trabajo”

Pepi González: “Fijarme en el más mínimo detalle y llegar hasta el último rincón es imprescindible para hacer bien mi trabajo”

Lunes, 16 Noviembre, 2020 Comentarios

Durante los 14 años en los que Pepi lleva trabajando en Creu Blanca, declara haberse sentido en todo momento como en casa. Para ella, cada nuevo día es una oportunidad para transmitir su positivismo, alegría y sentido de la responsabilidad a todas aquellas personas con las que se cruza.


Pepi, responsable del Área de Lavandería y Limpieza, nos explica en esta entrevista algunos de los mejores momentos que ha vivido en Creu Blanca.


¿Cómo recuerdas tus comienzos en la empresa?


La primera impresión que tuve fue que era una empresa muy familiar. La manera de trabajar, los productos que usábamos y el trato con los compañeros me hicieron sentir como en casa desde el primer momento.


'image'


¿Cómo es tu día a día?


Este tipo de trabajo exige estar pendiente de muchas cosas a la vez. El hecho de trabajar, prácticamente, en todas las áreas de la Clínica permite que me cruce con muchas personas al cabo del día. De ahí que el trato con estas sea una de las cosas que más valoro de mi trabajo.


¿Cuál es tu momento favorito del día?


El tiempo que dedico a hacer el repaso de habitaciones es uno de los momentos favoritos del día porque, en muchas ocasiones, me encuentro con pacientes que agradecen que les dé los ‘buenos días’ con una sonrisa o que entable una breve conversación con ellos.

Intento ser empática y ayudar en lo que pueda a los pacientes hospitalizados o a sus familiares, ya que todos nos hemos encontrado alguna vez en su lugar.


¿Qué cualidades crees que son importantes tener para desempeñar bien tu trabajo?


Me considero una persona perfeccionista, a la que no le gusta hacer las cosas de forma superficial. El hecho de fijarme en el más mínimo detalle y llegar hasta el último rincón resulta imprescindible para cumplir con las tareas de lavandería y limpieza. De lo contrario, limpiar por encima te cuesta el mismo trabajo y los resultados son peores.


'image'


¿Qué anécdota destacarías de todos los momentos vividos en la empresa?


Hace dos años hubo una gran inundación en la Clínica que nos pilló a todos desprevenidos. Era un sábado al mediodía y el agua caía por todos lados, de forma que era imposible controlarla. Fue una situación muy agobiante y en la que sufrimos mucho. Las personas que nos encontrábamos trabajando en el centro no dudamos en informar de lo que estaba ocurriendo a la dirección, a otros compañeros e incluso a nuestros familiares. En mi caso, fue mi pareja quien pudo venir a ayudar, igual que las de otros compañeros. Dentro de lo malo, todos nos implicamos al máximo para salvar la Clínica, por decirlo de alguna manera.

Lo mejor, sin duda, fueron las pizzas que pidió la dirección para compartir y recuperar fuerzas después de un día de muchos nervios.


¿Qué aspectos crees que hacen especial a Creu Blanca?


Este tipo de situaciones, por ejemplo, el sentimiento de familia que existe en Creu Blanca. En este sentido, tenemos mucho que agradecerle a los fundadores, el Dr. Alomar y la Sra. Serrallach.


¿Cómo era trabajar con ellos?


Los recuerdo con especial cariño por su humanidad y por enseñarnos la importancia del respeto, el esfuerzo y el rigor en el trabajo para dar el mejor servicio a nuestros clientes.

Siempre recordaré el día en que me tocó la lotería, ya hace años, y la Sra. Serrallach empezó a buscarme por toda la Clínica para felicitarme y alegrarse por mí. Son los pequeños detalles los que nos hacen sentir como uno más, cada cual con algo que aportar.


¡Muchas gracias Pepi!



Comenta esta noticia