Noticias y Actualidad

Home Noticias Cruz Blanca Expertos alertan de posibles enfermedades después del verano

Expertos alertan de posibles enfermedades después del verano

Miércoles, 2 Septiembre, 2020 Comentarios

Durante la época estival, las personas tienden a modificar o descuidar algunos hábitos. La exposición al sol, la alimentación, los baños en playas y piscinas, el aumento de las temperaturas y, sobre todo, la mejora del descanso son factores que influyen de forma positiva en el organismo. Aunque en una medida excesiva pueden volverse en contra de la salud.


Después del verano, las dolencias asociadas a la vista, el metabolismo, las vías respiratorias y las zonas íntimas tienden a aparecer y acentuar sus síntomas, empeorando el estado de salud de los pacientes. De aquí la importancia de visitar a un especialista.


Hablamos con nuestros doctores sobre las zonas del cuerpo que más nos pueden haber afectado en verano:


¿Por qué consultar con un oftalmólogo?


'image'


La sobreexposición solar es una de las principales causas de la aparición de lesiones oculares.


Síntomas por exposición prolongada al sol:


  • Visión borrosa
  • Enrojecimiento
  • Pérdida de visión
  • Lagrimeo
  • Sensación de arenilla
  • Sensibilidad a la luz o fotofobia
  • Ver puntos negros

A efectos prácticos, este tipo de signos impiden a las personas desempeñar acciones cotidianas como leer, ver la televisión, conducir, pagar con monedas o reconocer a personas.


'image'


Gafas de sol


La doctora Marcela Bermúdez, oftalmóloga de Creu Blanca, destaca que muchos de estos síntomas surgen a raíz del uso de gafas de sol que no se ajustan a las necesidades de cada persona.

El uso de gafas de sol garantiza una mayor salud visual, por lo que es recomendable usarlas en cualquier época del año indistintamente de si se presentan o no patologías oculares.


Enfermedades oculares causadas por el sol:


  • Conjuntivitis
  • Queratitis
  • Cataratas
  • Degeneración macular

Conocer la protección ocular que necesita cada ojo actúa como barrera contra enfermedades oculares.


¿Por qué consultar con un ginecólogo?


'image'


El verano comporta una serie de cambios en los hábitos de higiene íntima. Esta es una de las razones por las que el riesgo de sufrir infecciones vulvovaginales incrementa hasta un 50% en la época estival. Ante esta situación, los expertos en ginecología insisten en la necesidad de hacerse una revisión ginecológica a la vuelta de las vacaciones.


Pasar calor, sudar o permanecer con el bañador mojado contribuye a la aparición de infecciones vulvovaginales.


Síntomas de la vaginitis o vulvovaginitis:


  • Picazón o irritación vaginal
  • Dolor al orinar
  • Dolor durante las relaciones sexuales
  • Cambios en el color y la cantidad del flujo vaginal
  • Flujo abundante blanquecino

Además de las infecciones vulvovaginales, las enfermedades de transmisión sexual son otro de los motivos por los que es esencial consultar con un ginecólogo. “Ante cualquier picor o molestia, antes que acudir a la farmacia, debemos consultar con una ginecóloga/o para que nos realice una exploración y nos dé un diagnóstico fiable”, advierte la doctora Maite Fernández, ginecóloga de Creu Blanca.

“Automedicarnos solo empeora la situación ya que en muchas ocasiones optamos por tratamientos inadecuados que alteran el pH de la vagina, lo puede complicar la detección precisa de la enfermedad y, en consecuencia, el tratamiento a aplicar”, añade Fernández.


Las recaídas ante este tipo de infecciones son muy habituales. En concreto, un 50% de las mujeres experimenta un segundo episodio.

De aquí la importancia de acudir al ginecólogo, tanto para prevenirlas como para obtener un tratamiento específico.


¿Por qué consultar con un neumólogo?


'image'


Aunque cueste de creer, a más de 30ºC también se pueden contraer resfriados. El uso del aire acondicionado durante el verano suele dar lugar a cuadros catarrales leves que, si persisten durante semanas, pueden evolucionar hacia procesos víricos de mayor gravedad, como en el caso de la neumonía.


Síntomas que pueden alertar sobre un problema respiratorio:


  • Tos seca persistente
  • Sensación de falta de aire
  • Dolor en el pecho
  • Sibilantes audibles o pitidos

El doctor Jordi Roig, neumólogo de Creu Blanca, alega que una de las principales causas de infecciones respiratorias en verano son los aires acondicionados. En concreto, “las temperaturas extremadamente bajas, los cambios bruscos de temperatura y el mantenimiento inadecuado de los aparatos de aire acondicionado”, explica Roig.


¿Por qué consultar con un nutricionista?


'image'


Las vacaciones comportan, en muchas ocasiones, un aumento del consumo de alimentos ricos en azúcares y grasas, tales como helados, dulces, alimentos fritos, aperitivos, refrescos y bebidas alcohólicas. Todo ello, unido al descenso de la actividad física, provoca un aumento de peso.


Síntomas que indican una mala alimentación:


  • Dolor de estómago o ardor
  • Acidez
  • Diarrea
  • Estreñimiento
  • Acné
  • Dolor e inflamación de las articulaciones
  • Cansancio o falta de energía

En muchas ocasiones, se asocia la palabra “nutricionista” a dieta y pérdida de peso. Sin embargo, la figura del especialista en Nutrición y Dietética incluye otras muchas funciones que contribuyen a mejorar la salud de las personas.


'image'


Razones por las que acudir a un nutricionista:


  1. Perder peso de forma saludable, absteniéndose de las denominadas dietas milagro. Xavier González, nutricionista de Diagnosis Médica, afirma que “ al poco tiempo de dejarlas, no solo recuperamos el peso perdido sino que, además, ganamos el doble de kilos que teníamos antes de empezar la dieta en forma de grasa”.

  2. Interiorizar hábitos alimenticios saludables.

  3. Evitar el efecto rebote.

  4. Reducir el riesgo de sufrir enfermedades provocadas por desequilibrios nutricionales, tales como, colesterol, gastritis, anemia, ansiedad, hipertensión arterial, pérdida de pelo, insomnio y caries, entre otras.

  5. Saber cómo cocinar los alimentos y cómo combinarlos.

  6. Entender las etiquetas nutricionales de los alimentos.


¿Por qué consultar con un dermatólogo?


'image'


La piel es el órgano más extenso del cuerpo humano y, por esta razón, presenta el riesgo de sufrir una amplia lista de trastornos. El sol, la playa, el cloro, el sudor, las altas temperaturas y el agua salada favorecen la aparición de lesiones cutáneas.

Las radiaciones ultravioletas que emite el sol causa alteraciones precancerosas y cancerosas en la dermis.

Una revisión dermatológica tras el periodo estival contribuye al diagnóstico de enfermedades cutáneas que, si no se detectan a tiempo, pueden extenderse a otro órganos.


Síntomas de problemas en la piel:


  • Picor
  • Descamación
  • Manchas o cambios de pigmentación
  • Sarpullidos
  • Quemaduras solares
  • Enrojecimiento
  • Eccemas
  • Seborrea o cuero cabelludo graso
  • Uñas frágiles
  • Acné
  • Lunares irregulares
  • Fiebre
  • Vómitos

'image'


Las personas con tendencia a quemaduras solares y que sufren cambios de pigmentación o lunares son las más propensas al cáncer de piel melanoma.

Lo que a veces comienza siendo una pequeña ampolla, por ejemplo, sin un tratamiento adecuado puede convertirse en una grave lesión cutánea. Ante cualquier señal en la piel, el cabello o las uñas es esencial visitar a un dermatólogo para que pueda examinar, evaluar y aplicar un tratamiento específico para cada tipo de piel.

Los chequeos médicos después de la época estival juegan un papel clave en la prevención de enfermedades.


'image'


La “operación retorno” requiere prestar atención a los síntomas que impiden el buen estado de los diferentes órganos del cuerpo humano. Cualquier síntoma requiere el diagnóstico y seguimiento de un especialista para evitar problemas más graves.



Comenta esta noticia