Noticias y Actualidad

Home Noticias Cruz Blanca Las infecciones vulvovaginales aumentan hasta un 50% en verano

Las infecciones vulvovaginales aumentan hasta un 50% en verano

Miércoles, 8 Julio, 2020 Comentarios

● El 75% de las mujeres padecen una infección vulvovaginal a lo largo de su vida, y el 50% experimentan, al menos, un segundo episodio (1).

● Las infecciones vulvovaginales representan el 20% del total de consultas ginecológicas, ya sea en atención primaria, especializada o urgencias.

● La candidiasis vaginal es la infección que afecta a más mujeres en Europa.


Entre los tipos más comunes de vaginitis se encuentra la candidiasis vaginal, una infección causada por un tipo de hongo denominado Candida albicans. Aunque de forma natural este hongo convive en la vagina con otros microorganismos, si se desarrolla en exceso, es cuando aparece la infección.

Los síntomas de esta infección se relacionan con la aparición de picazón o irritación vaginal, dolor al orinar, cambios en el color y la cantidad del flujo vaginal, entre otros. A veces la sensación de ardor viene acompañada de un flujo abundante blanquecino.


'image'


Especialista en Ginecología, Obstetricia y Sexología


Dra. Maite Fernández: “En verano recomiendo tomar probióticos para fortalecer la flora vaginal”


La Dra. Maite Fernández es experta en Ginecología, Obstetricia y Sexología.


En su consulta realiza todo tipo de consultas ginecológicas (chequeos, valoración y tratamiento de quistes de ovarios, pólipos miomas, desarreglos menstruales, molestias vulvo-vaginales,etc). Además cuenta con una amplia experiencia en el ámbito de la Ginecología estética, regenerativa y funcional.

En esta entrevista la Dra. nos resuelve algunas dudas sobre cómo prevenir y cómo actuar ante posibles infecciones vaginales en los próximos meses de calor.


'image'


¿Cuáles son las consultas ginecológicas más comunes en verano?


La consulta más frecuente durante los meses de verano es la vaginitis por hongos o candidiasis vaginal.

Por otro lado, los desequilibrios hormonales también son otras de las consultas más comunes en este periodo del año, debido a que muchas mujeres experimentan la ausencia de la menstruación o un retraso de la misma.

El riesgo de sufrir infecciones vulvovaginales incrementa hasta un 50% en verano. ¿A qué se debe?

En verano, el ambiente es más húmedo y afecta de forma directa a la zona vulvovaginal. Esta zona permanece más tiempo húmeda debido a los baños en playas y piscinas, y al sudor ocasionado por las altas temperaturas.


¿Qué riesgos implica automedicarnos?


El hecho de automedicarnos solo empeora la situación, ya que en muchas ocasiones optamos por tratamientos inadecuados que alteran el pH de la vagina. La alteración del PH puede complicar la detección precisa de la enfermedad y, en consecuencia, el tratamiento a aplicar.


¿Cómo debemos actuar ante la aparición de posibles infecciones vulvovaginales por hongos?


Ante cualquier picor o molestia, antes que acudir a la farmacia, debemos consultar con una ginecóloga/o para que nos realice una exploración y nos dé un diagnóstico fiable.

Si una mujer sufre entre 3 o 4 vaginitis por hongos al año, estamos hablando de una candidiasis de repetición. En este caso, es necesario que un especialista supervise un tratamiento específico.


¿Qué recomiendas para evitar este tipo infección?


Las recomendaciones básicas para evitar las infecciones por hongos o candidiasis vaginal son las siguientes:


  1. Evitar que la zona vulvovaginal esté húmeda demasiado tiempo. Reemplazar la ropa mojada por ropa seca, en especial la ropa de baño.

  2. Si somos propensas a sudar o pasamos muchas horas fuera de casa, es recomendable que llevemos siempre ropa interior de recambio 100% de algodón.

  3. No usar salvaslips, ya que aumentan la humedad en la zona íntima e incrementan el riesgos de sufrir infecciones.

  4. Usar un gel de farmacia específico para la zona íntima, es decir, distinto al que utilizamos para resto del cuerpo.

  5. Evitar hacernos lavados vaginales porque alteran el pH y la flora vaginal. Una higiene excesiva del interior y exterior de las zonas íntimas destruye tanto las bacterias malas como las buenas. El lavado debe ser óptimo, pero sin llegarnos a obsesionar.


¿Qué recomendaciones específicas deben seguir las mujeres que sufren candidiasis vaginal de forma recurrente?


Además de cumplir con las medidas generales, a las mujeres que sufren este tipo de infecciones durante todo el año les recomiendo tomar algún tipo de probiótico para fortalecer la flora vaginal. Siempre bajo la supervisión de un especialista, es preferible tomar los probióticos orales al finalizar la menstruación debido a los desequilibrios en la flora vaginal que ésta provoca.


¿Sirve cualquier tipo de probiótico?


No. Los probióticos que contienen lactobacillus crispatus y gasseri son los más beneficiosos y se relacionan con una mayor salud vaginal. Aunque existen muchos probióticos en el mercado con otros lactobacillus que también son muy útiles, bajo la supervisión médica y el tratamiento individualizado.


¡Muchas gracias Dra. Maite Fernández!


Referencias

(1) Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) https://sego.es/documentos/progresos/v59-2016/n5/17_GAP_vulvovaginitis.pdf



Comenta esta noticia