Hipersensibilidad al contraste

Home Hipersensibilidad al contraste

Hipersensibilidad al contraste

Existe un pequeño riesgo de reacción a medios de contraste radiológicos que se puede minimizar realizándose este estudio alérgico

¿Qué es el contraste radiológico? Los medios de contraste se administran en exploraciones radiológicas que requieren visualización de tejidos y estructuras que no se verían en un examen simple de Rayos X. Las exploraciones radiológicas con contraste, aunque son pruebas muy seguras y con escaso riesgo para el paciente, en ocasiones pueden desencadenar reacciones adversas como consecuencia de la inyección de contraste. Estas reacciones son habitualmente leves, pudiendo en ocasiones llegar a ser severas en pacientes con factores de riesgo.

Síntomas normales en la administración del contraste No son reacciones adversas a medios de contraste radiológico:

  • La sensación de intenso calor que se percibe de forma inmediata a la inyección del contraste (de predominio en región genital)
  • Sabor metálico en la boca

¿Qué pacientes deberían realizar el Estudio de Hipersensibilidad al contraste? Los siguientes grupos tienen mayor riesgo de desarrollar una reacción adversa en la administración de un contraste:

  • Pacientes con alergia de base (ácaros, pólenes, animales, alimentos, dermatitis)
  • Pacientes que han presentado alguna reacción previa tras la administración de un contraste
  • Pacientes con patologías de base (cardiopatía, patología respiratoria, patología renal…)

¿En qué consiste el Estudio de Hipersensibilidad al contraste? Todos los pacientes referidos en el punto anterior deberían ser valorados por un especialista en Alergología antes de realizar exploraciones radiológicas con contraste, con la finalidad de indicar las medidas preventivas adecuadas que minimicen el riesgo de aparición de reacciones adversas, y realizar el estudio de Hipersensibilidad a contrastes en los casos en los que esté indicado.

Protocolo del estudio de Hipersensibilidad El estudio alergológico consiste en la realización de pruebas cutáneas de respuesta inmediata y retardada con una batería de Contrastes Radiológicos:

  • Prick Tests: la técnica consiste en la introducción de alérgeno en la capa más superficial de la piel (epidermis), leyéndose la respuesta cutánea a los 12 minutos.
  • Pruebas intradérmicas: en este grupo de pruebas el alérgeno se introduce en la siguiente capa de la piel (Dermis), efectuándose la lectura a los 30 minutos.
  • Pruebas de respuesta retardada (Pruebas epicutáneas): exposición de la epidermis a los antígenos de forma continuada durante 48 horas, mediante parches colocados en la espalda del paciente.