Ondas de Choque

Home Ondas de Choque

Ondas de Choque

Definición

Las Ondas de choque son ondas acústicas con un pico de energía muy alto, a diferencia de los ultrasonidos, que son oscilaciones periódicas, las OC consisten un pulso único. La forma de expansión de las ondas obedecen a las leyes de la acústica, propagándose por el cuerpo sin causar daños a los tejidos circundantes a la lesión.

Evolución de la terapia por OC

Las OC se refieren a los pulsos de presión mecánica que se expanden como una onda en el cuerpo humano. Desde principios de los 80 estas se utilizaron por primera vez para desintegrar los cálculos renales. Se ha comprobado que cambiando los parámetros de acción y recorrido se puede hacer frente a un determinado número de lesiones y afecciones a nivel de traumatología, reumatologia, dermatología y medicina estética.

Efecto terapéutico

La finalidad de las OC es provocar efectos biológicos microscópicos intersticiales y extracelulares que incluyen la regeneración de los tejidos. Durante la terapia una onda de gran intensidad interactúa con los tejidos corporales, causando una cascada de efectos positivos como la neovascularización, la inversión de inflamaciones crónicas, estimulación del colágeno, disolución de la acumulación de calcio... A medida que el área lesionada se devuelve a la normalidad, se restaura la funcionalidad y se alivia el dolor.

Analgesia. Por destrucción de terminaciones nerviosas, cambios en la transmisión nerviosa por inhibición medular (gate control) e inhibición de las terminaciones nerviosas por liberación de las endorfinas.

Efecto antinflamatorio. Degradación de mediadores de la inflamación por la hipèrhemia inducida. Aumento temporal de la vascularización. Por parálisis simpática inducida por las ondas. Activación de la angiogénesis. Fragmentación de los depósitos calcáreos por efecto mecánico.

Neosteogénesis. Estimulando los factores osteogénicos.

Indicaciones clínicas

OSTEOARTICULARES

  • Tendinopatías, clacificantes o no
  • Epicondilitis y epitrocleitis
  • Aquilodinia
  • Fascitis plantar
  • Trocanteritis y/o bursitis
  • Tendinitis rotuliana
  • Fracturas por fatiga
  • Pseudoartrosis y retrasos de consolidación
  • Síndrome del adductor
  • Tendinitis de pata de ganso
  • Síndromes miofasciales o puntos gatillo
  • Apofisitis

Tasa de éxito

La tasa de éxito está contemplado entre el 75 y 80 %. El tratamiento es acumulativo y sumativo. Los resultados con frecuencia se aprecian después de tres o cuatro sesiones, dependiendo de la localización y tipo de lesión.

Tratamiento y dolor

Puede aparecer algo de dolor durante la realización del tratamiento, dependiendo siempre de si el paciente ya está esperimentando dolor debido a su lesión. Pero, ya que el tratamiento suele durar entre 5 y 10 minutos, esta sensación álgica se tolera bien. Los parámetros de las dosis, se regulan al principio de la sesión, por lo que se adecúan igualmente a la sensación del paciente.

Dolor después del tratamiento

Por el mecanismo de acción del tratamiento, el alivio post-tratamiento es evidente, pudiendo aparecer, sin embargo, mínima sensación álgica a las 3-4 horas de la finalización del mismo.

Número de tratamientos y frecuencia

La duración del tratamiento es de unos 5-10 minutos. La mayoría de las lesiones requieren entre tres a cinco sesiones. Es conveniente realizarlas con 3-10 días de diferencia, dependiendo de la tolerancia del paciente y de la respuesta de la lesión.

Resumen

Las ondas de choque (OC) son una terapia novedosa y efectiva en patologías cronificadas, del aparato locomotor, que no han podido ser resueltas mediante tratamiento convencional. Es una gran alternativa a la cirugía en muchos casos. Las OC se tratan de ondas acústicas con un pico de energía muy elevado y que dependen de un pulso único. El mecanismo de acción es provocar una serie de reacciones locales en la zona de aplicación. Inicialmente se utilizaron para destruir cálculos renales, actualmente se han introducido en las terapias musculoesqueléticas cronificadas.