Epigástrico

Home Área Profesional Epigástrico

TAC epigástrico

Descripción de la prueba

Los cirujanos plásticos solicitan esta prueba antes de realizar una reconstrucción mamaria con colgajo DIEP (perforante de la arteria epigástrica inferior). El colgajo DIEP hace referencia al tejido que se utiliza para la creación de la nueva mama y se encuentra ubicado en la zona del abdomen. Gracias al TAC y a las imágenes en tres dimensiones que genera, se pueden localizar los vasos sanguíneos perforantes que posteriormente se utilizarán en la reconstrucción de la mama. Durante la intervención se seccionará el vaso sanguíneo y posteriormente se trasplantará junto con el colgajo para unirlo al sistema vascular de la zona mamaria a reconstruir (normalmente se adhiere a los vasos sanguíneos de la región de la axila o los cercanos al esternón). Gracias al TAC epigástrico el cirujano tiene una visión global de los vasos sanguíneos de la zona intervenida y esto hace que la intervención sea más rápida y segura. Las ventajas de este sistema son múltiples: se utiliza piel y grasa de la propia paciente, no se retira músculo de la pared abdominal haciendo que la recuperación sea más rápida y la mama se acabará adaptando a los cambios que experimente la mujer.

Protocolo

La paciente únicamente deberá de estirarse en la camilla e ir siguiendo las indicaciones que el técnico le irá dando (respirar en el momento indicado, darse la vuelta, etc.). Es una exploración totalmente indolora que dura, aproximadamente, media hora. Es necesaria la administración de contraste. El contraste definirá mucho mejor los contornos a valorar y el diagnóstico será mucho más fidedigno. Después del calor inicial que suele acompañar a la inyección del contraste, la paciente no tiene por que sentir nada más.