RMN Cardiaca

Home Área Profesional RMN Cardiaca

RMN Cardiaca

La RM se ha convertido en una herramienta muy útil en el diagnóstico inicial de las enfermedades coronarias. Es una prueba que permite evaluar la morfología y la función de las cámaras cardíacas y de los grandes vasos de forma no invasiva, es decir, sin necesidad de introducir catéteres en el cuerpo. De esta manera se puede estudiar el tamaño y grosor de las cámaras y valorar, por ejemplo, la extensión del daño cardíaco producido por un infarto. Después de un infarto la RMN es de gran ayuda para valorar la función cardíaca y valvular, los vasos, el miocardio, siendo un gran instrumento para poder aplicar el tratamiento adecuado.

Pero la RMN no solo sirve para ver un corazón que ha sufrido un colapso, también se puede apreciar su estado para poder prevenir una futura enfermedad. La RMN como herramienta de prevención de patologías cardíacas. En este aspecto, la resonancia permite realizar estudios del corazón que permiten detectar las placas de ateroma y el bloqueo de los vasos coronarios. A través de su detección se puede aplicar un tratamiento al paciente, para así, poder evitar posibles infartos.

Aplicación clínica de la cardio-resonancia magnética

La Cardio-Resonancia Magnética (CRM) es una exploración no invasiva, inocua para el paciente, que aporta muy persa información sobre el corazón y los vasos grandes y que, por tanto, se puede considerar como una técnica de estudio integral de este sistema. Introducida en la práctica clínica hará unos 10 años, se la puede considerar hoy en día como un instrumento contrastado para aplicar en el diagnóstico de pacientes cardíacos, siendo además una técnica de elección en determinados procesos.

Al igual que otras técnicas de imagen, la CRM dispone de una amplia serie de recursos o modalidades, y aporta información en patología cardiaca muy persa. Su práctica requiere de la presencia, además de la del técnico a cargo del equipo, de un facultativo experimentado en estudios cardiológicos -cardiólogo o radiólogo- para una adecuada planificación del estudio.

Aún y así, el uso asistencial de la CRM se puede sistematizar considerando, de un lado, las diferentes modalidades de la técnica que se han demostrado de utilidad en el estudio del corazón y grandes vasos, y por otro, los grupos patológicos en que hay una indicación de su aplicación, especificando las modalidades que cada uno requiere, con tal de determinar el grado de complejidad de cada estudio.

Las modalidades de la CRM consisten, en realidad, en secuencias de resonancia magnética optimizadas para aplicaciones cardiovasculares, cada una de las cuales con un objetivo diferenciado en cuanto al tipo de información a obtener. Conviene distinguirlas porque su aplicación en un determinado estudio comporta una estrategia de adquisición particular, lo cual repercute en el tiempo de estudio y la interpretación posterior. Las modalidades de utilidad en CRM son las siguientes:

Estudio morfológico y funcional: Basado en las secuencias de “sangre negra” (Spin echo T1) y de Cine (Gradient-Echo). Representa el módulo básico de estudio de prácticamente todos los pacientes que se someten a la exploración, ya que aporta información esencial y básica sobre dimensiones de cavidades, grosor de las paredes, masa ventricular izquierda y funcionalismo de los dos ventriculos, derecho e izquierdo

  • Estudios de provocación de isquemia miocárdica: Indicados en pacientes con cardiopatía isquémica, comprenden dos modalidades alternativas:

  • Estudio de función ventricular izquierda de estrés: consiste en la aplicación de secuencias de Cine en cada una de las fases de un proceso de estimulación progresivo del funcionalismo ventricular por medio de un fármaco adrenérgico (dobutamina), analizando la dinámica global y segmentaria ventricular con tal de detectar disfunción indicativa de isquemia regional.

  • Estudio de perfusión miocárdica: requiere de la administración de dosis bajas de contraste (gadolinio) y estudia la distribución miocárdica del primer paso de un bolus administrado sincronizadamente con la secuencia, tanto basalmente, como después de la administración de un vasodilatador coronario (adenosina); utiliza secuencias Gradient-Echo modificadas para la detección de cambios de intensidad de señal miocárdica.

  • Estudio de viabilidad miocárdica: Consiste en la adquisición de secuencias preparadas (Inversion Recovery) para proporcionar imágenes con el máximo contraste entre las áreas de miocardio normal y aquellas con retención anormal de gadolinio, obtenidas al cabo de más de 10 minutos de la administración de una dosis convencional del agente. Considerada actualmente como técnica referencial en la detección y cuantificación del infarto de miocardio, así como también para la detección del tejido disfuncional pero viable, está indicada en pacientes después de un infarto.

  • Estudios de caracterización tisular: Incluyen persas estrategias:

  1. Combinación de secuencias Spin-Echo T1 con otras saturaciones de grasa (Fat Sat) para la detección de tejido adiposo.
  2. Obtención de secuencias Spin-Echo T1 antes y precozmente después de la administración de gadolini, para estudio de vascularización de masas.
  3. Estudios con secuencias Inversion Recovery tardías después de la administración de gadolinio (similares a las de viabilidad), para estudios de fibrosis focal miocárdica.
  4. Combinación de secuencias Spin-Echo T1, T2 y de Densidad Protónica de alta resolución, destinadas a examinar la pared arterial de grandes vasos (aorta) o de aquellos de mediano calibre (carótidas), para el estudio de la arteriosclerosis, y sus consecuencias. No se incluyen los estudios de espectroscopia, ya que no están todavía a punto para su aplicación clínica.
  • Estudio de flujos: Utiliza secuencias especiales, denominadas de Phase-Contrast, con las que se puede determinar con exactitud el perfil temporal de velocidad y de volumen de flujo en cualquier localización del sistema cardiovascular. Es también una técnica referencial de aplicación en defectos congénitos y en patología valvular.

  • Angio-RM: Aplica secuencias específicas para la obtención de un volumen tridimensional de los grandes vasos durante la administración de un agente de contraste (gadolinio). Utilizado en patología aórtica, pulmonar, y en aplicaciones específicas, como el estudio de las venas pulmonares en arritmología. No se incluyen dentro de esta modalidad la angiografía coronaria ya que no está a punto para la utilización clínica sistemática.

Todos estos recursos de la CRM no se han de aplicar, como es lógico, en cada paciente con cardiopatía, o con sospecha de ella, sino que se ha de determinar en cada caso cuál modalidad es más adecuada para obtener una información diagnostica rentable. Por tanto, se ha de considerar los grupos de patología en que la CRM se mostrará más útil, especificando cada una de las modalidades que requerirá el proceso diagnóstico para CRM. A la vez, esto permite una estratificación de las indicaciones de CRM en función de su grado de complejidad, tanto por lo que hace a la realización de la prueba como a su interpretación.